¡Ya es un hecho! El frío ha llegado para quedarse durante unos meses y, con él, todos aquellos aspectos que logran tener en nuestra casa un ambiente cálido. Uno de los consejos más relevantes para poder mantener nuestro hogar caliente en invierno y ahorrar en energía es dejar entrar el sol en el interior. Por lo tanto, en invierno nuestros toldos no tienen una función tan importante ni un papel tan recurrente como en otras estaciones del año. Por este motivo, en este artículo le queremos contar ¡cómo cuidar de su toldo durante este invierno!

Los efectos ambientales y climatológicos pueden ser muy dañinos para nuestros toldos, ya que la lluvia, el viento y el frío pueden causar roturas en las lonas e, incluso, en la estructura. El agua, por ejemplo, puede oxidar el esqueleto del toldo, provocar moho en la lona y, por lo tanto, estropearlos. Es por este motivo que necesitamos un óptimo y riguroso mantenimiento de estas instalaciones.

¿Cómo mantenemos los toldos en buen estado durante el invierno?

En primer lugar, para recogerlo debe asegurarse de que este esté totalmente seco y limpio. ¿Por qué? Porque la humedad y el moho son algunos de los factores que más estropean la lona. Además, si este está sucio, al cabo de unas semanas o meses, limpiarlo a la perfección será mucho más difícil. Así pues, la limpieza frecuente y su secado son dos acciones que debemos hacer recurrente y rigurosamente.

Por otro lado, si nos damos cuenta de que hace tiempo que no usamos el toldo porque no nos es necesario, debemos ir mirando cuál es su estado, sobre todo el de la estructura. De esta manera, tendremos la seguridad de que ni el viento ni la lluvia han provocado ningún daño y, por lo tanto, no pondremos en peligro nuestra integridad física ni la de los demás.

Existe también un sistema muy óptimo, una protección de aluminio que se sitúa sobre el toldo y que lo protege ante cualquier inclemencia meteorológica. Este pequeño tejado es un método muy eficaz que le ayudará a cuidar su instalación de maravilla.

También, como le comentamos en el artículo anterior, la instalación de sensores en los toldos y su motorización serán aspectos que ayudarán, muchísimo, a la protección de estos. Bajar o subir nuestros toldos en el momento adecuado es un requisito muy importante para tener siempre nuestra instalación en perfecto estado.

Si quiere más información sobre cómo cuidar su toldo en invierno y mantenerlo en buenas condiciones durante todo el año, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Y, aprovechando que estamos en el último mes del año, queremos ya desearle muy buenas fiestas y esperamos que este nuevo año sea distinto al que hemos vivido, y podamos, por fin, combatir la Covid-19 entre todos.

Felices fiestas y muy feliz 2021.

Abrir chat